Nuevo ¡En venta! Disfraz de Vampiro Hombre Ver más grande

Disfraz Vampiro Hombre

Nuevo producto

INCLUYE: Capa, Camisa con pechera, chaleco, pantalón

NO INCLUYE: Guantes, zapatos

Era una noche con un ambiente tenebroso y un tanto siniestro, por un largo camino que lejos de ser visible aun así mostraba algo. Pero, ¿qué podría ser? ¡UN VAMPIRO! Así de sorprendente lucirás con este aterrador disfraz de vampiro que te ofrecemos aquí, para que saques el mayor provecho a tu fiesta. 

Más detalles

€ 17.50 impuestos incluidos.

Añadir a la lista de deseos

*Snif, snif*

¡Sangre fresca!

¿Quién es el valiente que quiere meterse en la piel del vampiro más aterrador de toda Pensilvania? ¿Eres tú? Aquí te presentamos al rey de los disfraces. El disfraz que nunca puede faltar en una fiesta. Sea cual sea la temática, este fabuloso traje de vampiro hará que resaltes como si fueras el mismísimo Conde Drácula.

¿Conoces la historia del famoso Conde Drácula?

Vamos a contaros un poquito más sobre él para así poder meterte en la piel de todo un verdadero vampiro.

Empecemos por lo que la gente conoce como vampiro, un vampiro es una criatura que se alimenta a base de la esencia vital de otros seres vivos para así mantenerse activo.

El Conde Drácula fue, nada más y nada menos, que Vlad Tepes. Desde muy pequeño, Vlad mostró una fascinación morbosa por las mazmorras del castillo. Fue extremadamente cruel con sus enemigos, a los que condenaba a la pena capital de empalamiento. Cuenta la historia, y de hecho hay grabados que lo avalan, que Vlad El Empalador echaba en un cuenco la sangre de sus víctimas y mojaba en ella el pan mientras comía. El término Drácula deriva del rumano «dráculea», que significa «hijo de Drácul», nombre con el que se conocía a su padre.

Ahora que ya conocemos un poco más la historia ¿estás preparado para caracterizar este disfraz y hacerlo más tenebroso?

En Eurodisfraz ponemos a tu disposición muchos complementos para que luzcas verdaderamente aterrador. Unos colmillos alargados y puntiagudos, pintura facial blanca y un poco de sangre como si acabases de devorar a una presa y listo para aterrar a todos.